PASTORES - Iglesia Sanidades

Vaya al Contenido
IGLESIA









PASTORES











PASTORES ANTONIO E INGRID

Todo inicio a finales del año 2007. Estábamos esperando a nuestro tercer hijo luego de que Ingrid, la pastora abortara a los cinco meses a nuestro segundo hijo. En el embarazo del tercero los nueve meses estuvo en cama pero él bebe nació sano y fuerte, pero a principios de diciembre del 2007 enferma y lo hospitalizamos para entonces nosotros confiamos mucho en el dinero, lo hospitalizamos en uno de los mejores hospitales, después de quince días le dieron de alta aunque no está estable, fue entonces que una hermana de la Iglesia Palabra en Acción nos contó que iba a ver presentación de niños en los servicios dominicales  y decidimos presentar a nuestros hijos Yargelin y Antoni.

Cuando entramos a la iglesia el ambiente era hermoso yo nunca había llorado en un servicio y me daba vergüenza que me viera llorar mi esposa y mi suegra. Para ese entonces yo no sabía que era la presencia de Dios que me hacía llorar, llegó el turno de presentar a nuestro hijo y todo era hermoso pero, no me imaginaba que al salir de la iglesia nuestro hijo Antoni tenía 40 grados de temperatura lo llevamos de nuevo al médico y nos dijo que su estado era grave y que había que hospitalizarlo una vez más.

Ya en el hospital hablábamos con mi esposa de la experiencia en la Iglesia y los dos coincidimos en que era un buen lugar para congregarnos ya que yo iba a una iglesia legalista y ella iba a la iglesia católica, bueno en realidad no íbamos nuestros papas nos dijeron que éramos parte de esas denominaciones, pero nunca tuvimos una experiencia con Jesús. Así que con nuestro hijo hospitalizado decidimos congregarnos en Palabra en Acción, el siguiente domingo fui a la iglesia y pastor Erick predico acerca de los niños sé que no fue casualidad y al terminar su mensaje hizo el llamado para recibir a Jesús como nuestro salvador, era una guerra en mi mente pues años atrás había recibido a Jesús en mi corazón pero nunca tuve una relación con él fue entonces que pastor Erick vuelve a insistir solo que esta vez aclara y dice a lo mejor ya lo recibiste y quieres reconciliarte con él, fue entonces que pase al altar y me reconcilie con Jesús. Salí de la iglesia muy feliz.

Mientras tanto en el hospital esta mi esposa cuando llegue a contarle la noticia de lo que había sucedido en la iglesia, la vi llorar y pensé lo peor le doy un abrazo y le pregunte que paso con él bebe, y ella me respondió él bebe está bien, es que vinieron unas hermanas a visitarme y oraron por Antoni y lo mejor de todo es que recibí a Jesús como mi salvador. Entonces el propósito de Dios se está cumpliendo le dije Antoni va a sanar porque yo también lo recibí en la iglesia y ahora que los dos somos salvos nuestro hijo se recuperara pensamos.
Pero Antoni no mejoraba, el medico nos dice que nos va a dar de alta para que pasáramos la navidad en casa, y nuestro bebe salió del hospital a sus seis meses y medio con un aparato que lo ayudaba a respirar ya que necesitaba oxígeno, fue muy difícil verlo así. Estuvo con el aparato hasta enero del 2008. No lo entendíamos y luego volvimos al médico y nos dice que Antonio seguía muy mal que había que volver a hospitalizarlo una vez más solo que esta vez fue en el hospital general.

Que difícil fue para nosotros ir al hospital general donde no habían camas, no habían tanques de oxígeno y nuestro pequeño Antoni agonizaba era difícil porque veníamos de un hospital privado donde solo había que tocar el timbre y las enfermeras llegaban pero el plan de Dios que llegáramos al hospital general para aprender unas lecciones que nunca olvidaremos, Antoni no mejoraba y todo iba empeorando, un lunes 7 de enero en la tarde que sentía la necesidad de hacer una oración que en realidad me daba miedo hacerla pero la hicimos y fue la siguiente: Señor si Antoni es para nosotros lo queremos sano y sino llévalo contigo pero que no sufra más. La respuesta de Dios fue inmediata la oración la hicimos a las cinco de la tarde y a las siete de la noche Antoni murió.

Mi esposa y yo no teníamos palabras no creíamos lo que había sucedido estábamos inconsolables era nuestro segundo hijo que había muerto el primero murió a los tres días de nacido y segundo se nos muere a los siete meses de nacido, a los quince minutos de haber muerto llega pastor Erick a visitarnos cuando lo vi pensé que Dios lo resucitaría a través de la oración de él, pero no fue así. Me dio un abrazo y me dijo lo siguiente dice Dios que le de gracias porque después de esto cosas grandes vienen para su vida, oro por nosotros y se fue, dentro de mi no cabía la idea de dar gracias, no lo entendía.
Ya en el velorio de Antoni llega un pastor que no conocía y me dice yo no te conozco pero Dios me mando a darte este mensaje. Dice que no esperes a perder más para entender que tenés un ministerio que ejercer. El día que enterramos a Antoni de nuevo aparece otro pastor con el mismo mensaje, y a los quince días un tercer pastor me vuelve a dar el mismo mensaje y para confirmar todo una señora que realizaba ayunos en su casa me manda a llamar para decirme que Dios tenía un ministerio pastoral y que dependía de mi aceptarlo o no.

En octubre del 2008 me nombraron obrero de la iglesia que se estaba formando en Pachaj, San Francisco El Alto, en febrero del 2009 nos nombraron pastores generales de la Iglesia Palabra en Acción Pachaj y desde entonces hemos consagrado nuestras vidas a  Dios.
Cuando los problemas y dificultades de la vida aparecen en lo natural y para nuestros ojos nada tiene sentido y parece que el fin pero, para Dios es el principio. Lo que parecía un desastre y una situación inconsolable Dios lo convirtió en un ministerio que ha estado respaldando nunca olvidemos que; a los que aman a Dios todas las cosas les ayudan a bien. Dios lleno el vacío que dejo Antoni y ahora tememos muchos hijos espirituales y tenemos a Jeshua un hermoso niño que Dios nos regaló.
 


Centro de Aldea Pachaj, San Francisco El Alto
5913-5041 / 5345-2763
© 2018 Todos los derechos reservados
Regreso al contenido